Miércoles 30 de Septiembre del 2017 | 15:08 hrs. centro de México | Publicación vigente: Número 464 en circulación desde el 2017-08-01.
 

Trabajo, honradez y crecimiento para Lerma: Jaime Cervantes



Jaime Cervantes Sánchez, Alcalde de Lerma nos comentó en entrevista exclusiva, que es originario de la cabecera municipal, de la gloriosa colonia “El Panteón”. Sus padres Fermín Cervantes Ruiz y María Félix Sánchez Paredes murieron cuando él y sus hermanos eran chicos. Su familia es grande, once integrantes, seis de ellos hombres y cinco mujeres, los cuales tuvieron que salir adelante desde muy pequeños trabajando en distintos oficios en panaderías, taquerías e incluso de “propineros” en gasolineras.

También nos platicó que cuando era niño le gustaba jugar a las canicas y al futbol, aún en terracería porque las calles no estaban pavimentadas. Sus estudios los realizó en escuelas públicas, como la secundaria “Abel Salazar”, en la Preparatoria Nezahualcóyotl No.2 y en la Facultad de Contaduría.

Su madre antes de morir le encargó tres cosas: “sé sencillo, sé humilde, sé responsable y trabajador”. Para él su madre era una santa, porque todo lo que recuerda de ella es su amor y cariño, además del esfuerzo extraordinario que hizo para que ellos estudiaran, dado que eran once. Ahora pueden decir que su esfuerzo no fue en vano pues casi todos sus hermanos son profesionistas y donde quiera que esté puede sentirse orgullosa.

Su padre fue muy exigente, muy duro, para él la honestidad lo era todo, incluso les decía que el día que ellos se atrevieran a tomar algo de otra persona, se olvidaran que tenían padre. Siempre fue bueno como estudiante, sacaba puros nueves y dieces. Curiosamente sus dos hijos, Ángel Jaime y Kevin Emmanuel, ahora van en la misma secundaria que él, muchos lo critican por no meterlos a una escuela particular, pero él aprendió todo lo que sabe de maestros de escuelas públicas, así que desea que se forjen en la cultura del esfuerzo.

Nos compartió que en esa misma Secundaria tuvo una orientadora llamada Graciela, que ahora también lo es de sus hijos, de ella aprendió que no se necesita ser enérgico y prepotente para conseguir las cosas, sólo estar atento ante las necesidades de los otros. “Ella me enseñó a ser sensible con la sociedad”, por eso lo aplica ahora en su nuevo reto como alcalde. Cree que la motivación, la sencillez y el saber motivar a la gente, hace que crezca el rendimiento laboral.

Se casó con Estela Chávez Valdez, oriunda de San Miguel Ameyalco, una comunidad que se caracteriza por sus tamales, pirotecnia, su telar de cintura, artesanías y su rica cultura. A decir del alcalde su esposa es el círculo donde ronda su vida, al igual que sus hijos, quienes hacen que él se levante todos los días, porque son el orgullo más grande. A sus hijos les quiero dejar el legado del trabajo, porque es la única forma de salir adelante, independientemente de la situación económica, profesional e ideológica.

Lleva veinticinco años de trabajo político. Desde que tenía quince años sabía que uno de los mecanismos para ayudar a la gente era la política. Por eso, ahora se partirá el alma y el corazón por toda la gente del municipio, independientemente del color del partido que militen.

La ciudadanía de Lerma puede esperar un programa ambicioso en obra pública e infraestructura para mejorar la calidad de vida de los lugareños. Por ello, les ofrecerá mejores servicios públicos como agua, drenaje, alumbrado público, recolección de basura, seguridad pública, espacios deportivos.

Sueña con un Lerma en crecimiento, de desarrollo, de trabajo, por eso estará alerta ante las problemáticas del municipio y los posibles topes ante un desarrollo sustentable.

 
D.R. © Revista Ganando Espacios 2013
ventas@ganandoespacios.com.mx
www.ganandoespacios.com
Aviso de privacidad | Créditos
Desarrollo web: